miércoles, 19 de agosto de 2009

Hay una razón por la que los roedores NO HABLAN!

Ok, olviden lo que escribí, si yo fuera doña millonaria, no, no iría a esa plaza, al menos no después de las 6 de la tarde, al menos no en miércoles...ok si fuera doña millonaria definitivamente no iría al cine en Miércoles.

Todo salió de acuerdo a lo planeado, la cantidad de gente era grosera, la cantidad de niños en el último miércoles de verano, ¡pos imagínensen! Pero el engendro, feliz! Era el objetivo, así que, misión cumplida.

NO vayan a ver a los ratoncitos. Repito: NO vayan a ver la peli de los ratoncitos.(Fuerza G) Ahora agradezcan el mejor consejo que les han dado en la semana.

Y cuando tengan niños y sean bebitos y empiecen a llorar, sáquenlos de la sala.

Ya estamos más cerquita del viernes.