martes, 3 de agosto de 2010

Los libros...Bleh!


Cuando estaba embarazada intenté educarme, leí y leí y leí. Compraba al menos una revista a la semana,  y tenía libros tantos; leí  “Tu hijo y tú” “Bebé y niño” y por supuesto “What to expect when you´re expecting”. El hijo nació y yo seguía leyendo, aunque empezaba a darme cuenta de que no nada más la Televisión, también los libros mienten, algunas veces  por omisión, pero mienten. En ningún lado leí que quedaría como globo desinflado y en todos los textos leí que eso de amamantar ruleaba el universo, y la realidad es que los ejércitos más crueles del mundo podrían usarlo como tortura para los prisioneros más odiados y los terroristas más temibles, y sería mas efectivo que las agujas bajo las uñas.


Dejé de leer, y empecé a seguir mi (nulo) instinto materno, y a escuchar a mi (escaso) sentido común, porque la verdad es que suceden cosas para las que una nunca esta preparada.


Una nunca espera que al hijo no le guste el aguacate cuando lo prueba por primera vez (Afortunadamente recapacitó); Nada te prepara psicológica ni físicamente para los teletubbies y el Dinosaurio morado, para las canciones de kínder y los festivales bailando banda, para las chichis al aire cuando lo cargas y te jala la blusa, para las palomitas con cátsup, para que se asome por debajo de las puertas, para que grite cuando tienes que meterlo al probador: “Mamá, se te ve la cola”, para que ronque como cuarentón con enfisema, para que le gusten los tenis con lucecitas, para que baile frente al espejo y le guste Michael Jackson, para la pregunta del Motel, para que hable solo, para que te regañe, para las películas de animales que hablan…y puedo seguir y seguir y seguir. Para esa mirada cuando en el regaño se te va la mano, para que sea él quien te cubre cuando te quedas dormida, quien te despierte por las mañanas…para eso no hay literatura gente,  casi una década leyendo y nomás no aprendo nada manos….y lo que falta!


¿Ven porque escribo?¿Ven porque bebo?


Dormiré durante su adolescencia.

1 comentario:

  1. ps escríbenos ese libro tú, seguro que sería buenísimo (¿o el blog es el libro?)

    ResponderEliminar